Con el Silicon Valley Turkey Trot 5K en camino éste Jueves, el atleta Skechers Performance™ Edward Cheserek se ha estado poniendo en marcha con un entrenamiento sólido tras otro.  Está emocionado por correr rápido en éste Día de Acción de Gracias y bien dentro de la temporada de pista.

Con una sonrisa en su cara y una alegría por cada paso, Cheserek camino hacia el campo Hayward Field en Eugene, Oregon, listo para correr repeticiones de 400 metros en la pista. “El entrenador quiere que corra doce 400s partidos en tres series. Las primeras cuatro debería correrlas en 63 segundos, las segundas cuatro en 61 segundos, y después cambio mis zapatillas y corro las últimas cuatro en 59 segundos. Con un trote de un minuto entre cada serie.”

Mientras el cielo nublado mostró algunas señales de la famosa lluvia de Oregon, Edward mostró una sensación de excitación mientras se preparaba para correr en la pista que llamó hogar por los últimos cuatro años.

“Extraño al equipo. Me encanta correr para un equipo “, dijo. “Así que estoy entusiasmado de estar en el equipo de Skechers Performance™ y espero correr rápido para ellos”.

La primera repetición de 400 metros de Edward fueron unos suaves 61 segundos. “Eso es un poco rápido”, dijo después de cruzar la línea. “El viento también es fuerte en el tramo posterior”. Pudo hablar muy fácilmente después de esa vuelta. Con una salida lanzada en cada repetición, Cheserek pasó a correr los siguientes tres 400s en 60 segundos cada uno. Era nada más que relojería para él.

Lentamente, un pequeño grupo de personas comenzó a congregarse en la esquina del West Grandstand. Mientras caminaban por la pista y se iban dando cuenta de lo que estaba pasando, se quedaron para ver al hombre conocido como “King” en su trabajo. No había un reloj que mostrara su tiempo. Nadie gritaba los splits. Simplemente vinieron a ver al hombre hacer lo que mejor sabe hacer. Correr.

Edward ejecutó sus siguientes cuatro 400s en 60 segundos, 59 segundos, 59 segundos y 59 segundos. “Todavía rápido, pero me siento bien”, dijo.

Preparándose para su set final, Edward se quitó su remera manga larga blanca y su gorra para revelar una brillante camiseta verde neón. Un cambio rápido de zapatillas y estaba ajustado y listo. El viento comenzó a aumentar cuando rodó en su noveno 400s.

Los últimos cuatro 400s se ejecutaron en 59 segundos, 58 segundos, 58 segundos y 57 segundos.

Cruzando la línea de meta por duodécima vez, Cheserek miró su reloj y sonrió. La lluvia comenzó a caer inmediatamente después.

“Estoy emocionado por correr el jueves”, dijo saliendo de la pista.